Suche

    Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

    Image caption appears here

    Add your deal, information or promotional text

    La diversidad de Mallorca

    Durante algunas semanas hemos acompañado a una selección de cocineros de Mallorca a visitar sus lugares favoritos de esta hermosa isla. Ha sido una experiencia muy especial, hemos aprendido mucho sobre la pasión que sienten estos chefs por la cocina y por Mallorca. Comparte con nosotros esta experiencia y todo lo que transmiten los profesionales de la gastronomía acerca de sus delicias culinarias y su devoción por la isla.

    Flor de Sal d'Es Trenc presenta

    El paisaje de nuestra primera excursión fue elegido por el chef Claudio Lemos, se trata del Parque Natural de Mondragó. A Claudio le acompaña psu colega y buen amigo el Chef Igor Rodríguez. Ambos admiran la belleza del paisaje mallorquín que inspira su trabajo día a día.

    El Parque Natural de Mondragó

    El paisaje que se dibuja en el sur de Mallorca representa sin duda uno de los más bellos de todo el Mediterráneo. El sur de la isla conjuga naturaleza, calma y aguas cristalinas bañando su costa. Situado en el sureste de la isla, el Parque Natural de Mondragó está constituido por un mosaico de ambientes diferentes que le confieren una gran diversidad paisajística: los bosques de acebuche y pinar, los campos de cultivo de secano, las savinas litorales, el estanque dulce de s'Amarador y el salobre de ses Fonts de n'Alis, la costa recortada con zonas rocosas y playas de arena. S’Amarador forma parte de Cala Mondragó, uno de los entrantes de mar mallorquines más bellos y grandes, el cual se divide en dos playas, s’Amarador y Cala de ses Fonts de n’Alís. La profundidad entre ambas calas alcanza los seis metros sobre fondo arenoso y están expuestas a vientos del este-sureste. S’Amarador fue declarado el año 1992 Parque Natural y en el año 1995 Área Natural de Especial Interés para las Aves por la Comunidad Europea. S’Amarador es una playa de arena fina, con poco desnivel, con vegetación que fija su sistema dunar (pinos, cardo del arenal y el barrón). Destaca el estanque que la cierra, embalsando el agua, procedente del torrente que desemboca en este arenal, en forma de pequeña albufera, donde se está reintroduciendo la tortuga de tierra desde 1985. La oportunidad de disfrutar aquí es enorme y el lugar ofrece muchas opciones: baños de mar sus aguas turquesas, paseos por el bosque de pinos, arena blanca sobre la que descansar, meditar, un mirador donde sentarse a leer o simplemente a la contemplación de flora y fauna con especies protegidas. Mallorca es naturaleza pura, paisajes y vida.
    Español